Cuándo llega el momento de convertirse en madre?

En mi adolescencia siempre dije rotundamente que no iba a tener hijos. Y es que la verdad nunca fui  de esas personas que ve a un niño, enloquece de ternura y corre sonriente hacia el para jugar y abrazarlo.

Pensaba – Sí, algunos son lindos pero solo un ratito y de lejos -.

Pero mi manera de pensar acerca de no tener hijos cambio un poquitito cuando en mis 20’s me enamore por primera vez y entonces me imagine que tal vez no sería tan malo convertirme en madre algún día claro, cosa que veía en ese entonces lejana y que en el caso de hacerlo primero tendría que terminar la Universidad, graduarme como Psicóloga, trabajar y obvio casarme  pero que máximo esperaría hasta cumplir mis 27 años para embarazarme porque pensaba que si lo hacia después de esa edad  ya iba a ser muy grande para tener un hijo.

Image by internet
Image by internet

Pero como a muchas nos pasa vienen las rupturas con la pareja. Y bueno, no me casé con mi primer amor y el tiempo pasa y la vida sigue. Me gradué y después tuve mi ración de  decepciones, tanto laborales como amorosas y es que una se topa con cada experiencia que hace perder la esperanza en que nos encontremos con un buen amor y la verdad así no te dan ganas  de tener hijos, pero la idea siempre queda rondando en la cabeza y cuando no te ronda por la cabeza, tu abuelita, tu mamá y tus tías, se encargan de recordarte que estas en “edad” de embarazarte, lo peor es cuando empiezas a cumplir años y años y te vas  acercando al limite que según tu te pusiste para embarazarte, “mis 27″.  Una como mujer se empieza a angustiar mucho. Pero ¿que vas hacer si no has encontrado una buena pareja? Y no es como que vas a conocer a alguien, te enamoras y te vas a embarazar de inmediato, ni siquiera sabes si la relación va a funcionar.  Es más, en mi caso ni siquiera sabia si realmente quería tener hijos, yo estaba cursando mi segunda carrera profesional, actuación, la cual me abrió un mundo nuevo, estaba aprendiendo y descubriendo nuevas cosas de mi y a decir verdad pensaba más en no tener hijos que en la posibilidad de tenerlos. Además no sabía a donde me llevaría mi carrera en lo profesional. Me parece increíble como hay mujeres que desde niñas saben que serán madres algún día, por lo menos aquellas mujeres no tienen que pasar por estas cuestiones.   Yo no, yo siempre decía que no y rara ves decía tal vez  si. Pero lo que si tenía muy claro era de que en la vida no se pueden traer hijos al mundo nada mas así porque si, o tener hijos porque te come el tiempo, o porque socialmente vas a quedar como solterona. Si yo iba a tener un hijo era porque realmente lo desearía, porque realmente estaría enamorada y porque estaría dispuesta a ofrecer a mi bebe un núcleo familiar, con padre y madre para apoyarlo, tal vez pienso así porque tuve un padre totalmente ausente, mi madre  me crió sola. Yo quería que mi futuro hijo tuviera a los dos en la medida de lo posible. Quería que  tuviera un padre amoroso, responsable y presente en su vida, cosa que me falto a mi. Y aunque mi madre pudo criarme sola, lo cual es admirable y no me falto amor ni apoyo en ningún momento, pues siempre me quedé con la curiosidad y la necesidad de experimentar de algún modo lo que seria una relación entre padre e hija. Así que pensaba que si no iba ser así que lo mejor seria no convertirme en madre.
Finalmente llegaron mis 27 años  y con el tema de ser madre me relajé estaba disfrutando tanto mi vida, me la estaba pasando bomba, estaba conociendo gente, tenia nuevas experiencias, nuevos amigos, salía, viajaba,  conocía lugares nuevos,  creo que fue una etapa muy divertida de mi vida. Y con el tema de la pareja estaba súper atorada, las relaciones que llegue a tener no estaban interesados en ni siquiera un noviazgo normal, mucho menos en algo mas serio y ni hablar de tener hijos. Así que a los 29 años prácticamente no me veía como una futura madre, ni siquiera tenia un trabajo estable y ya cuando había perdido la esperanza en el amor conocí al que hoy en día es mi esposo, apareció de la nada, me enamoré y encontré en él una verdadera pareja,

Image by internet
Image by internet

comenzamos a vivir juntos, y en el 4to año de la relación me dio el anillo de compromiso, teníamos planeado casarnos en julio del 2014 y aun así pensé que tal vez no me convertiría en madre pues a pesar de que estábamos juntos y nos amamos el tema de los hijos no tenia mucho peso, decíamos pues si, tal vez si podríamos tener un bebé pero no nos habíamos puesto un tiempo determinado y yo pensaba, bueno si pasan los años y por alguna razón pierdo la capacidad de tener hijos pues será mi destino y él, al respecto pensaba, -si pasa eso pues esta bien- no importa igual vamos a seguir juntos, ya tenemos a Pocho y Lala (nuestros gatos), no era algo que nos quitara el sueño, sin embargo en junio del 2013 quede embarazada, antes de nuestros planes de boda, fue una sorpresa para los 2, tantos años de estar juntos y nada. En cuanto supe que esperaba un bebé las dudas que pude haber tenido en el pasado se convirtieron en emoción y claro en un poco de incertidumbre pues era una experiencia nueva. Pero me sentía preparada, me sentía con madurez suficiente para vivir esto y además estaba por casarme con un hombre amoroso, responsable y de quien yo estaba completamente enamorada. El tiempo era perfecto, mi edad, mi pareja, mi estabilidad emocional y hasta mi falta de trabajo, todo estaba justo y bien para mi embarazo, iba a tener un hijo!
Así es la vida, te da sorpresas y se ríe a carcajadas de tus planes y de tus propios enjuagues mentales. Quien iba a decir que a mis 34 años iba a quedar embarazada para culminar un 11 de Marzo del 2014 convirtiéndome finalmente en madre de una hermosa niña!
Ser madre solo depende de ti y no es incumbencia de nadie, hay muchas razones para serlo y muchas otras para no serlo, lo más importante es que no te juzgues, que seas honesta contigo, fiel a lo que sientes, congruente con lo que realmente te hace feliz y lo que resulte de todo esto, sea la época que sea de tu vida, tener un hijo o decidir que no lo tendrás te hará sentir satisfecha y plena.

Ivon Ponce
Psicóloga, actriz y madre de tiempo completo de una hermosa hija. at Ama de casa
Estoy encantada de tener un espacio como éste para compartir con ustedes mi experiencia como madre.
Share Button