EL NIÑO Y LA MÚSICA

“Puedes arrancarme el corazón del pecho, fingir que es un murmullo, ignorar el sonoro eco de mi voz y reducir toda mi vida en un renglón, más soy músico y amo en clave de sol, hasta que aguante mi voz.
Músico soy, músico seré; conductor de sensaciones a tu piel
fabrico recuerdos que atas con nostalgia a mi canción
jamás podré dejarla…. mi vida es una canción
soy escultor del alma, músico soy …….’

Canción ‘’Hasta que el cuerpo aguante’’ de Mago de Oz

Vivo por ella porque va dándome siempre la salida

Porque la música es así: Fiel y sincera de por vida

Vivo por ella que me da noches de amor y libertad

Si hubiese otra vida, la vivo por ella también

Ella se llama música …………’’

Canción Vivo por ella de Andrea Bocelli

Quiero dar las gracias a las canciones, que transmiten emociones

Quiero dar las gracias por lo que me hacen sentir

Debo admitir, que con la música vale vivir

Por eso quiero dar las gracias, por este don en mi’’

Canción Gracias a la música de Abba

El día de hoy es Día del Músico. El 22 de noviembre, día de Santa Cecilia, se ha elegido para celebrar a los músicos en todo el mundo. Y como la que escribe se dedica a la música, siento la necesidad de hablarles sobre nuestro bello y amado oficio.

Para esto, como siempre, comenzaré abordando el tema desde mi experiencia personal. Pertenezco a una familia en que abundan los artistas y personajes brillantes en las diversas áreas del conocimiento; así que algunas personas de mi familia y ascendencia son músicos, más el que tuvo un papel más destacado fue mi padre. Esta servidora nació con la pasión, el amor por la música. Mi talento propiamente musical, no es tan brillante y destacado como el de varios músicos y otras personas cercanas a mi vida. Pero mi amor a la música si ha sido apasionado y poderoso desde muy pequeñita; tanto así que desde bebe hasta la adolescencia vivía en constante rebeldía e insatisfacción, sufriendo frecuentes y fuertes depresiones, sin poder encontrar mi lugar. Desde muy pequeña la música clásica (era la que se escuchaba en casa) me fascinaba, me estremecía de emoción, derramaba lágrimas al escucharla, me encantaba asistir a los conciertos y a la ópera, (no me dormía ni me enfadaba nada) pero volvía a la vida cotidiana y me sentía desadaptada, sufría mucho. Hasta que ingresé a la Escuela de Música. Entonces mi vida cambió, encontré mi vocación, mi fuente de alegría, mi lugar en el mundo. Desde entonces sé que es lo mejor que existe para mí, y he sabido que para muchas personas de todos los lugares, tipos y estilos de vida. Desde luego estoy consciente que no para todos es así; como todas las cosas, hay personas a quienes no les entusiasma mayormente. Sin embargo, creo que casi no hay ninguna persona a quien no le guste la música, de ningún tipo. Al menos entre los niños no la hay; a los niños en su totalidad les gusta la música, cantar y bailar. Está comprobado que los niños, por ejemplo de Kinder, todos disfrutan su clase de música o de juegos musicales.

Más, por alguna razón (tal vez política o económica) en nuestro país, se ha suprimido la música como materia de estudio. Esta es una de las malas medidas que se han tomado en la educación; y los pretextos que argumentan para ello, resultan además de vanos, materialistas y superficiales; porque no se trata de que todos los jóvenes se vayan a dedicar a la música; de hecho para tener la música como profesión, es muy importante haber nacido con un talento especial, y las personas que nacen con ello son muy pocas; también se requiere una disciplina extraordinaria, además de una mentalidad o condición social muy especial, bastante peculiar. No obstante esto, saber disfrutar de la música con el debido conocimiento, si es necesario para todo el mundo. A todas las personas les hace bien la aplicación de la disciplina musical. El aprendizaje de la música enseña a tener estructura, en todas las demás disciplinas. La música tiene una estrecha relación con las matemáticas, (de hecho su estructura es matemática) por lo que el estudiar la música, ayuda a la comprensión de las matemáticas. Y al profundizar en los sentimientos que despierta la música, la persona se sensibiliza con todo lo que lo rodea, con todo su entorno y todos los demás. Al ser la música un alimento del espíritu se vuelve una sana práctica espiritual. Se ha comprobado que la música despierta la mejor parte del ser humano, por lo tanto lo hace una mejor persona. Claro esto no significa (de ninguna manera) que todos los músicos sean buenas personas, ni que a quienes no les gusta no lo sean. Simplemente despertar la sensibilidad en un niño, es de suma importancia para su bienestar futuro. La música siempre hace bien a todos: músicos practicantes y público que escucha.

Volviendo a las referencias personales: entre mis amigos, hay varios que cuentan que de niños los obligaban a tomar clases de música y que hubo épocas en que la odiaban por ello. (porque los obligaban) Pero que al pasar el tiempo, ahora lo agradecen, porque ahora el saber música les proporciona relax y alegría, aunque no se dediquen a ella.

Cómo ya habrás supuesto, todo esto obviamente es para animarte a que permitas que tus niños estudien música; te aseguro que independientemente de que profesión elijan, la música solo les dará bienestar y paz. Que en los momentos difíciles de la vida, encontrarán en ella un remanso y un placebo; y si decidieran dedicarse a ella, nada malo les va a pasar por eso. Todos los mitos que se atribuyen a los músicos, sólo son eso: mitos. Los músicos somos personas iguales a los demás, útiles a la sociedad como todos los demás; solamente que amamos por sobre todas las cosas nuestra profesión. Porque la música es la más bella de las artes, porque como dijo Fiedrich Nitzche: ‘’Sin música la vida sería un error’’ Y ‘’la música es la libertad del alma’’ y ‘’La música es el primer don que el hombre arrebató a Dios’’

Guillermina Espinosa
Cantante de Ópera at Independiente
Cantante de ópera, profesora de música y de historia, promotora cultural, comunicadora, maestra de canto. Orgullosa mamá de tres y abuela de siete. Mamá soltera apasionada de la música y la familia.
Share Button