La importancia de crear buenos hábitos alimenticios

“Una alimentación equilibrada es vital para que un niño crezca sano y fuerte. En las primeras etapas de crecimiento la alimentación  adquiere gran importancia ya que no solo tiene un efecto directo en el crecimiento físico si no también en el desarrollo intelectual. El cual va influir notablemente en su futuro” […]
“Un niño bien nutrido podrá combatir las enfermedades debido a que ha desarrollado defensas” […]
“Es importante fomentar buenos hábitos alimenticios  ya que estos serán la base del tipo de alimentación que llevará en su vida adulta” […]

Cosas como las que acabo de escribir se leen por todas partes o bien allegados y pediatras nos lo hacen saber y nos aconsejan.
Desde  el nacimiento hasta los 6 meses de edad es cosa fácil ya que durante esta etapa el bebé solo se alimenta de leche materna o leche maternizada (fórmula) no hay mayor problema. Basta con darle en sus horarios la cantidad adecuada y listo. Las complicaciones vienen cuando empezamos a introducir alimentos y tu hijo comienza a tener sus propios gustos. No siempre les agrada lo que les das o lo que les nutre.

Photo by Citlalli Rmz.
Photo by Citlalli Rmz.

Y ahí estamos batallando para que abra la boca y coma.
Además hay que llevar un orden en los alimentos que le damos al bebé conforme a su edad. Debemos introducir los alimentos nuevos poco a poco. El pediatra te proporcionará una lista de alimentos que le podrás dar a tu hijo conforme va creciendo su cerebro y te dará otra lista de alimentos prohibidos ya que pueden ocasionar alergias.

LO QUE NO DEBES HACER

-Darle alimentos que su organismo no esta preparado para recibir.
Ya que puedes provocarle desde una indigestión hasta una reacción alérgica. Cuando cumpla 2 años tu hijo ya podrá comer prácticamente de todo.

– Dar comida chatarra y dulces en exceso.
Todos sabemos que a los niños y no tan niños les encantan los dulces, refrescos y comida de este tipo. Y no esta mal si los comen de vez en cuando. Es algo que no les podemos prohibir, de cualquier modo los probarán en algún momento y será inevitable. Que seria de la niñez sin los dulces! Tampoco aconsejo que los dulces se vuelvan un premio. Muchos padres tratan de convencer a sus hijos diciéndoles – Si haces esto te doy un dulce. Imagínate cuantos dulces le tendrías que dar al día para que se porte bien. Y si no se los das y no cumples tu promesa el niño aprenderá que tu palabra no tiene valor. Lo importante es no fomentar el exceso de estos productos en casa. Tú eres su mejor ejemplo.

-Abusar de grasas y azucares o sal.
A veces se nos hace fácil agregar estos ingredientes con tal de que coman los niños. Algunos padres recurren a poner mantequilla o freír los alimentos o bien endulzarlos o salarlos de más.

-Obligar a los niños a comer algo que no les gusta.
A nadie le gusta comer algo que no es de su agrado. Lo único que provocarás serán rabietas y no lograrás que coma. Además de que asociará la comida con un estimulo negativo. Condicionamiento que en definitiva no será de ayuda.

Image by Internet
Image by Internet

– Hacernos la expectativa de que comerá de manera ordenada y sin mancharse.
No bebemos molestarnos si el niño hace un desastre a la hora de comer. Es normal! Y es aprendizaje para ellos. Es muy común que aplasten los alimentos con las manos. Que se les vaya el equilibrio a la hora de utilizar la cuchara y se derrame todo. Recuerda que están explorando el mundo.

– No variarle los alimentos.
Fomenta una alimentación equilibrada. Probar una gran variedad de alimentos saludables ayudará a acostumbrar su paladar a distintos sabores. Y además si le permites participar escogiendo sus alimentos se sentirá feliz de comer lo que le gusta.

– Enojarte y desesperarte:
Paciencia! Si te enojas con él o ella y lo regañas el niño(a) va asociar la hora de comida con la hora del sufrimiento y el castigo. Se que es mucho trabajo escoger, cocinar y tener todo listo para que tu hijo coma y se nutra bien.  Y se que es exasperante cuando se rehúsa a comer e incluso te tire la comida al piso. Si eso pasa (dicen los expertos) trata de explicarle que tirar la comida no esta bien. Retírale el plato y si no quiere comer más ya no le des NADA hasta la siguiente hora que le toca comer. Muchos padres se quejan de que sus hijos no quieren comer. En la mayoría de los casos los niños comen entre comidas ya que se les da, que la galletita, que el pedacito de pan, el pedacito de fruta, etc., etc. y para la hora de la comida los niños ya no tienen hambre.

– Evita que coma en soledad.
De ser posible es importante que coma a la misma hora que come toda la familia. El hecho de compartir la mesa con la familia le ayudará a socializar  y de alguna manera imitará y aprenderá hábitos a la hora de comer. Predica con el ejemplo si tu no comes como esperas que tu hijo lo haga.

-Privarle de ciertos alimentos.
Hoy en día muchas personas se han convertido en veganos o vegetarianos debido a la mucha información que circula acerca de los beneficios que trae una alimentación de este tipo. Sin embargo pretender que un bebe o niño tome este tipo de alimentación puede ser peligroso si no se tiene la orientación y la experiencia adecuada para cumplir con todos los requerimientos nutricionales que el bebé requiere en esta etapa tan importante. Podríamos descompensar a nuestro hijo o provocarle una anemia. Si como padre has decidido que quieres que tu hijo sea vegetariano o vegano lo mejor seria consultarlo con el pediatra y/o acudir con un nutriólogo a menos que ya tengas experiencia o tengas generaciones en la familia de veganos o vegetarianos y sabes perfectamente como combinar los alimentos para obtener todas las vitaminas y proteínas  esenciales  que requiere el organismo. En particular me parece arriesgado privar a mi hija de comer proteínas animales por ejemplo. Recientemente la OMS declaró que el consumo de carne roja en exceso y las carnes procesadas puede causar cáncer. Y uno se pone a pensar! Pero no hay mas que equilibrar y ajustar la dieta. Bien puedes darle a tu hijo carne una vez a la semana. Lo mismo pasa con el pollo, cuanta información hay acerca de que están infestados de hormonas que hacen daño a la salud y lo mismo pasa con el pescado si se trata del que proviene de criaderos. La opción sería consumir productos orgánicos. Pero si no es así, se puede moderar el consumo de este tipo de proteínas y consumir mas de las de tipo vegetal. Finalmente si tu hijo va a ser vegetariano, vegano o carnívoro será decisión exclusivamente de el. Lo mas común es que siga el tipo de alimentación que llevan sus padres. Pienso que no se le debería negar ningún tipo de alimento que le nutra si gusta comer de él, siempre y cuando sea con moderación. A excepción de los casos en que les provoquen alguna alergia o reacción.

– No tener horarios de comida.
Cuando es tiempo de comer debe de haber un horario y un lugar determinado. Esto le dará seguridad de que va a ser alimentado y no tendrá que demandar y llorar porque tiene hambre y no sabe a que hora comerá. O bien mal pasarse. Un niño no debe exceder de 4 a 5hrs sin probar alimento.

Giphy by Alfa Made

– Abusar de la comida ya preparada.
Es muy fácil recurrir a este tipo de comida que ya nos venden en los supermercados listo para calentarse y comer. Es fácil y rápido? Si. Nutritivo? NO tanto. Hay gran variedad de papillas envasadas y otros alimentos para niños como los nuggets, fish sticks, macarrones con queso. Etc. Comida de caja, congelada o de microondas. La mayoría de estos productos contienen muchos conservadores y saborizantes artificiales y bueno los adicionan con alguna que otra vitamina pero evidentemente frescos no son. Esta bien si algún día no te dio tiempo o por alguna otra razón no pudiste preparar comida. Pero es mejor no basar la alimentación de tu hijo con este tipo de productos. Y peor aun si vas a utilizar microondas. Eso y darle una bolsa de cheetos es prácticamente lo mismo.

-Darle comida en exceso.
Es normal que te preocupe o que pienses que tu hijo no esta comiendo lo suficiente. Recuerda que el tamaño de su estomago es pequeño. Sírvele la comida que necesita en función de su edad. Deja que decida y coma la cantidad de comida que necesita para satisfacer su hambre. Es normal que no se termine todo lo que le sirves.
Para que te des una idea de la cantidad de alimento que le pongas en el plato a tu hijo toma como referencia el tamaño de su mano, no el de la tuya.
Por ejemplo, la porción de fruta  sería lo que equivaldría al tamaño de su puño. De proteína lo que cabría en su palma de la mano. Etc.

En la pirámide de alimentación se muestran varios grupos de alimentos. La base de la pirámide muestra alimentos que se deben consumir en mayor cantidad y en menor proporción los que se encuentran en la cúspide. Asegúrate de que tu hijo coma equilibradamente y de todos los grupos de alimentos y sobretodo que este bien hidratado.

Image by Ivon Ponce
Image by Ivon Ponce

Búscame en twitter y platicamos @ponceivn

Ivon Ponce
Psicóloga, actriz y madre de tiempo completo de una hermosa hija. at Ama de casa
Estoy encantada de tener un espacio como éste para compartir con ustedes mi experiencia como madre.
Share Button