La verdad es la verdad

Yo tengo que decirte la verdad

Aunque me duela el alma

No quiero de después me juzgues mal

Por pretender callarla.

Tal vez mañana puedas comprender

Que siempre fui sincero

Tal vez por alguien llegues a saber

Que todavía te quiero

(Verdad amarga’’ de Consuelo Velazquez)

Hay mentiras compasivas
Hay mentiras por piedad
Que no quieren lastimar
más nos hieren de verdad

Yo me voy a refugiar
A la tierra de tu amor: mi verdad

Tú eres mi amor, mi alegría
La verdad de mi vida
Tú eres mi refugio y mi verdad

(Canción Mi verdad de Mana)

Omne verum, a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est –

Toda verdad, dígala quien la diga, es del Espíritu Santo.

¿Qué es la verdad? Pregunta difícil pero la he resuelto en lo que a mi concierne, diciendo que es lo que te dice tu voz interior. La verdad es lo que es y sigue siendo la verdad.

Mahatma Gandhi

Además de los párrafos de las dos canciones, he elegido comenzar con estas frases, referentes a la verdad, porque creo que el amor a la verdad y rechazo a la mentira, es uno de los principales valores que debemos inculcar a nuestros hijos, desde muy pequeños. Tristemente muchas mamás no consideran esto importante; inclusive hasta creen adecuado lo contrario. A mi me tocó vivir mi infancia en los años 60’s, cuando aquí en México (mas aún en Guadalajara y todavía más mi familia) la sociedad era muy conservadora y puritana. Así que a la mayoría de los niños, se nos ocultaba todo lo referente a la sexualidad y se nos contaban cuentos como el de que ‘’la cigüeña era la que traía a los bebes’’ Cuando tenía cinco años, a mi mamá se le adelantó el parto, de mi uno de mis hermanos; el bebe se vino en la casa, yo ayudé a mi papá a acostar a mi mamá y pensé que se sentía mal, pero la relación de eso con el nacimiento del bebe, no me parecía clara, ni me causaba gran intriga. Mis papás y abuelas dijeron que lo trajo la cigüeña, que entró por la ventana y así era porque así lo dijo mamá. Pero estos eran lindos, bonitos cuentos, creados para no tener que explicar a los niños asuntos que (entonces) parecían escabrosos. Y –en mi opinión- estos podían alimentar la imaginación y tal vez, alterar el sentido analítico, científico del niño, pero no más. No llegaban a hacerle ningún daño y menos aún a la sociedad. A mi me parece que más bien, al contrario, al estimular la imaginación del niño, se le hace un bien. De las que intento hablar en el presente, es de las verdades y mentiras, sobre los asuntos de la vida cotidiana actual ¿Cómo podemos enseñar a nuestro niño o niña a no mentir? : No mintiéndoles nosotros ¿Cómo lo podemos enseñar a ser honesto a hablar con la verdad? Hablándole nosotros con la verdad. ¿A no ser hipócrita? A no engañar? No engañándolo nosotros. Sin embargo en nuestros días la hipocresía, la calumnia y la mentira, se han propagado y se difunden como si fueran un valor. Y a mi me parece que esto es algo que comienza desde el vientre materno; si el bebe escucha injurias y mentiras, es parte del lenguaje que aprende a hablar. Y lo mismo sucede con la cobardía y el valor. Esto no se trata de que se deba lastimar a nuestros hijos, diciéndoles que su papá es un … tal por cual, que no los quiere, que no los mantiene etc… etc… (aunque sea la verdad)

Tampoco se trata de cosas como: decirle al pequeño, que ya no podemos ir a la casa de su tía, porque esta dijo que era un ‘chiquillo insoportable’’ No, no se trata de ofenderlo o lastimarlo. Es más, eso sería enseñarle a ser amargado, ofensivo, irrespetuoso y majadero. Aunque parece algo complicado el enseñarle a distinguir entre la excesiva franqueza grosera y la verdadera honestidad, en realidad no lo es. Es simplemente demostrarle y decirle que lo amas, pero debes fijarle límites por su bien; porque se tendrá que enfrentar a un mundo difícil. Que lo amas y disfrutas estar con él, pero también tienes una vida. Que contigo siempre puede contar, pero el mundo no gira alrededor de él.

Y el punto más importante: por sobre todas las cosas, que antes que en cualquier persona, debe confiar en ti, que tu no le vas a hacer daño, que si alguien hay en el mundo, que está dispuesta a perdonar sus errores, eres tú! De esa forma, no sentirá necesidad de acudir a la mentira, se sentirá cómodo con la verdad. Por ejemplo en el caso de las madres solteras, cuando una mujer decide tener un bebe y criarlo sola, toma una decisión sumamente valiente, honesta y de cara a la verdad. Por ello es importante sostener esa verdad.

Guillermina Espinosa
Cantante de Ópera at Independiente
Cantante de ópera, profesora de música y de historia, promotora cultural, comunicadora, maestra de canto. Orgullosa mamá de tres y abuela de siete. Mamá soltera apasionada de la música y la familia.
Share Button