ERRORES

‘’Los errores no se eligen
para bien o para mal
no fallé cuando viniste… y tu,
no quisiste fallar
Aprendí la diferencia entre y juego y el azar
quien te mira y quien se entrega
nada de esto fue un error ‘’
Canción ‘’Nada fue un error’’ de Coty

‘’La vida es de los dos, es de nosotros, se da mucho o se da poco
Pero das el corazón.
Llego a concluir que tus fallas y defectos son las cosas mejores de ti.
Canción ‘’Errores y defectos’’ de Maria del Carmen

‘’No hay nadie perfecto amor. Todos nos equivocamos
El amor es imperfecto, lo perfecto es inhumano’’
Canción que canta Manoella Torres

Los errores y la maternidad: dos temas en los que soy ampliamente experta. De las consecuencias de los errores…. creo que por el momento, mejor ni hablar! Respecto a la maternidad: porque soy mamá desde a los 19 años, y hasta hace cinco (que se fue de este mundo) viví con mi muy amada madre. Por eso ahora les quiero contar una anécdota de una serie de televisión; ya que me parece muy ilustrativa de lo que intento decir.
En la serie de televisión ”The Sopranos” hay un capítulo en que Tony Soprano, está en sesión con su psicóloga, y cuando la mencionada terapeuta, le insinúa la apreciación de que el origen de sus problemas, es el trato que le dio su madre, el le contesta: ” No, esto no está bien, ha habido una mala interpretación, mi madre es una buena mujer, y una buena madre. Nos preparó la cena, todos los días, durante treinta años y estuvo junto a nuestra cama, cuando estuvimos enfermos. Yo soy el malagradecido, que permito a mi mujer que la maltrate y vengo a gastar mi dinero con usted, quejándome de ella, yo soy el que está mal”
Y pues, pienso lo mismo, respecto a muchas mamás, que tal vez no hayan sido perfectas; todas nos hemos equivocado, hemos cometido errores y tomado decisiones no acertadas. No existe ninguna madre que no haya fallado en algo, alguna vez. Los seres humanos somos falibles, y el hecho de formar la conducta y encaminar la vida de un ser humano, implica una altísima carga de responsabilidad; más aún cuando a ese ser humano se le ama por sobre todas las cosas y quisiéramos evitarle todos los sufrimientos y problemas. Y si a ello le aumentamos que a nuestras mamás (y todavía a algunas de nosotras) les pasaron la tremenda carga de que ‘el principal objetivo de una mujer es educar a sus hijos’’ y que ‘todos los errores de tus hijos, tu los vas a pagar’’ eso era algo enloquecedor! Resulta algo natural salirse de sus casillas y a veces estallar en actitudes y palabras que lastiman. Pero lo importante es que por sobre todas las cosas, está el amor incondicional que tenemos a nuestros hijos, y aunque suene trillado: con el tiempo comprendemos a nuestra madre. Dice la consigna ‘’Errare humanum est’’ Máxime cuando algo se hace por amor, desde el corazón, no hay porque preocuparse demasiado, ya que así como nosotras hemos comprendido a nuestras mamás, también sus hijos las comprenderán a ustedes; ya que al final lo que triunfa es el amor. Y no existe ningún error, ni equivocación, más poderoso que el amor entre madre e hijo.

Guillermina Espinosa
Cantante de Ópera at Independiente
Cantante de ópera, profesora de música y de historia, promotora cultural, comunicadora, maestra de canto. Orgullosa mamá de tres y abuela de siete. Mamá soltera apasionada de la música y la familia.
Share Button